En una sociedad, en la que los medios de transporte propulsados por combustibles derivados del petróleo son parte del paisaje cotidiano de nuestras calles y carreteras, la demanda de gasolinas parece no tener techo y propicia que las oscilaciones de precios, en países no productores como España, afecten de forma considerable a los maltrechos bolsillos de los  usuarios. ¿Será posible encontrar gasolina barata?

Ante el panorama de que cuando el precio del barril de crudo oscila al alza se refleja en el precio de los carburantes de forma ostensible y, cuando oscila a la baja su incidencia en la bajada de precios de las gasolinas no se refleja en la misma proporción, surgen iniciativas como Frii y su gasolina barata, que tienen como objetivo minimizar el peso que supone para la economía de los usuarios el coste de las gasolinas.

Ajuste de márgenes para conseguir una gasolina barata

Para poder alcanzar ese objetivo, está claro que las empresas que se propongan ofertar en el mercado gasolina barata, tienen que realizar ajustes de todo tipo, que les permitan afrontar con garantías de éxito el reto de relativizar la presión que supone el precio de los carburantes para usuarios particulares, profesionales del volante o empresas de transporte por carretera.

Obviamente, competir con los grandes gigantes de la distribución de carburantes, pasa por reducir los márgenes de beneficios, además de diseñar una estrategia de compra que bien podría ser la deseconomía de escala, que permitiría a las empresas que se marcan este objetivo sumar fuerzas a la hora de afrontar el proceso de compra y transporte de  los carburantes.

De esta forma, se puede conseguir gasolina barata al minimizar el impacto que sobre los precios de venta de carburante en sus establecimientos expendedores, ejerce el sobrecoste que supone acceder a la compra con menor peso específico que si se accede sumando la demanda de las empresas que se impliquen en esta labor ya que, no hay duda de que el volumen de compra tiene incidencia en el proceso.

Diseñar un circuito estratégico para ofertar gasolina barata

Otro factor de gran importancia para que esta filosofía empresarial de ofertar a los usuarios gasolina barata pueda consolidarse como opción empresarial optima, es sin duda conseguir establecer un circuito estratégico que, diseñado de la forma adecuada, sea capaz de cubrir la mayor porción del territorio, hecho este que entre otras cosas ayudaría a fidelizar clientes.

Pero no sería esa la única ventaja que se desprendería de disponer de un circuito estratégico adecuado; también incidiría de forma positiva en la reducción de costes de distribución de los carburantes a los establecimientos expendedores, integrados en la red de gasolineras que formen parte de este circuito y es que, los gastos de logística también se deben ajustar para poder reducir precios de venta y poder ofrecer, por fin, al consumidor una gasolina barata y de calidad.

En consecuencia con todo ello, Frii aborda la ardua empresa de intentar ofertar mejores condiciones de venta de carburantes, teniendo en cuenta todas las facetas que pueden incidir de alguna forma en el diseño y desarrollo de una estrategia empresarial, que consiga que el bolsillo de los usuarios se vea “menos dañado” a la hora de pararse a repostar su vehículo.