Cualquier persona que conduzca un vehículo, sea cual sea su tamaño, potencia, características o gama, sabe que una de las cosas inevitables que tiene que afrontar, más tarde o más temprano, es repostar combustible y está claro que con los precios de los carburantes en España, esa actividad necesaria supone un gasto que grava de forma considerable el uso de vehículos a motor. Y, además, es muy difícil encontrar gasolineras baratas en las que ahorrarse unos euros… aunque eso está a punto de cambiar.

Particulares y profesionales, todos buscan gasolineras baratas

Tanto si se trata del uso de un vehículo particular para realizar un viaje largo, por ocio, cuestiones familiares o profesionales, como si se trata de un vehículo comercial con el que se realiza un transporte o desplazamiento dentro de una actividad profesional, hay un común denominador que es la incidencia del precio del combustible en el coste total del desplazamiento. Por ello es necesario la existencia de gasolineras baratas como Frii que ayuden a los usuarios a pagar menos.

Hay muchos otros factores que se suman a la hora de calcular el coste de un desplazamiento con un vehículo u otro, el mantenimiento del mismo, cambios de aceite, filtros, neumáticos, y un largo etcétera de detalles que sirven para calcular ese coste; sin embargo no es menos cierto que la incidencia del carburante en ese cálculo, hace deseable que haya una red de gasolineras baratas que minimicen ese gravamen.

Sin embargo, no es nada fácil en un mercado, en el que los gigantes de la distribución de carburantes derivados del petróleo en virtud de las enormes dimensiones de sus infraestructuras empresariales, dificultan sobremanera la posibilidad de que haya en el mercado competidores, que puedan apostar por la estrategia de ofertar gasolinas a menor precio, aún a costa de una reducción de beneficios.

Fórmulas posibles para que existan gasolineras baratas

Indudablemente, en una sociedad de mercado con los niveles de desarrollo empresarial que se han alcanzado y teniendo en cuenta la gran inversión que se realiza en Investigación, Desarrollo e Innovación, en busca siempre de la optimización de las cuentas de resultados empresariales, la existencia de fórmulas para abordar un proceso de abaratamiento de los carburantes…no sería complicado.

No obstante es también indudable, que los criterios empresariales en cuanto a obtención de beneficios son un serio hándicap a la hora de plantear estrategias que conduzcan al desarrollo de una red de gasolineras baratas, que oferten al usuario combustibles que, sin sacrificar los niveles de calidad exigibles y a costa de reducir en mayor o menor medida los beneficios empresariales, oferten carburantes más baratos.

A pesar de las dificultades que plantea el mercado, Frii  afronta este reto y desarrolla un proyecto empresarial, que basado en una estrategia de optimización de los recursos estructurales, con un diseño logístico adecuado y ajustando los márgenes de beneficios, establece unos nuevos criterios empresariales en el mercado de los carburantes, reduciendo el impacto de sus precios sobre el cliente.

¿Quieres saber más? ¡Pídenos toda la información que necesites!