Los altos precios de los carburantes en países como España, propician que la existencia en el mercado de establecimientos que oferten las gasolinas a precios más reducidos sea mejor acogida por los usuarios de todo tipo de vehículos a motor.

El alivio que supone la existencia de estaciones de servicio con gasolina barata, para el bolsillo de los ciudadanos que necesariamente tenemos que detenernos en las gasolineras para repostar combustible, es un argumento lo suficientemente sólido y razonable como para que proliferen en los próximos tiempos.

Bajada de precios o descuentos de la gasolina barata

Ya sea en forma de rebaja del precio en relación con los precios medios del sector de la distribución de carburantes, o en forma de rebajas sobre los precios establecidos, esas medidas serán bien recibidas por el usuario ¡así pueden ahorrar un poco más!

Obviamente, y a pesar de que sea moderado, el hecho de que nos cueste menos llenar el depósito de nuestro vehículo es un alivio para nuestra economía. Además tiene otros efectos positivos, ya que nos proporciona disponibilidad de una cantidad adicional que añadir a la parte de nuestro presupuesto que vamos a destinar a otros consumos y esto, sin duda, estimula la economía del país.

Por otra parte, si lo analizamos desde el punto de vista de consumidores de cantidades más considerables de combustible, como las empresas de transporte que utilizan vehículos de alto consumo, el margen de maniobra que proporciona una reducción en el precio del litro de carburante se convierte en una partida presupuestaria que ayuda al sostenimiento de la actividad empresarial.

Formulas y formas

Indudablemente este proceso de abaratar los precios de los combustibles requiere, por parte de los agentes empresariales que impliquen en el proyecto, asumir determinadas cuestiones que afectan a parcelas tan importantes como el ajuste y reducción de los márgenes de beneficios, con el consiguiente reflejo de este ajuste en la cuenta de resultados empresarial.

Pero no sólo tienen que asumir esta circunstancia; hay una cantidad considerable de cuestiones que tendrán que analizar detenidamente, referidas a parcelas tan diversas como la situación general del mercado de carburantes o la logística de distribución, entre otras muchas, para posicionarse sólidamente en el sector bajo la filosofía empresarial de ofrecer a los usuarios gasolina barata.

Competir con los gigantes de la distribución de carburantes no es tarea fácil, pero si además la forma de competir se basa en una política de reducción de precios, la tarea se complica aún más si cabe. No obstante, si el diseño, análisis y desarrollo del proyecto son adecuados y la filosofía está claramente asumida, la incidencia de iniciativas de este tipo se traducirá en un posicionamiento sólido en el sector.

Por todas estas y otras muchas razones, Frii ha conseguido impulsar su filosofía de mercado, afianzando su posición día a día e imprimiendo un sello distintivo que se está convirtiendo en enseña y referencia en el sector que persigue el objetivo de ofertar carburantes a mejor precio para el usuario.